93 343 52 64

Agente de aduanas (I)

El agente de aduanas es el profesional, persona física o jurídica que está facultado para realizar ante la Aduana, por cuenta propia o de terceros, los correspondientes trámites de despacho aduanero de la mercancía, en cualquiera de los casos: importación, exportación o tránsito ya sea transporte marítimo de mercancías o transporte aéreo de mercancías, en contenedores enteros o bien en grupaje internacional.

El Agente de Aduanas o persona que represente a una Sociedad mercantil, ha accedido, al correspondiente título expedido por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales (Agencia Tributaria). El agente de aduanas es la persona autorizada por la aduana o habilitada ante ésta por la autoridad competente, para despachar mercaderías por cuenta ajena. También llamado Agente Aduanal o Aduanero, Despachante de Aduana o Corredor Aduanero. El agente de aduanas está habilitado legalmente para:

  1. Presentar ante la Aduana la documentación necesaria para los despachos: el Documento Único Administrativo (D.U.A.), Factura comercial, packing list, etc.
  2. Abonar, en nombre del propietario de la mercancía, los aranceles, el IVA y cuantos devengos integran la deuda aduanera.
  3. Atender los requerimientos de la Aduana en el caso de que ésta quiera hacer uso de su facultad y ordene la inspección documental de la declaración o física de la mercancía, acto en el que igualmente estará presente.
  4. Realizar los trámites que a continuación se citan, para aquellas mercancías que están sujetas a reconocimiento físico y que figuran descritas en el Arancel de Aduanas. Dichas mercancías deben ser presentadas a trámite ante los correspondientes Servicios Oficiales de inspección que proceda: Sanidad Exterior; Sanidad Animal; Sanidad Vegetal; Soivre y Farmacia los cuales, en virtud de las atribuciones que les son encomendadas, ordenaran o no la inspección física de la mercancía. Estos trámites son: Presentar ante la Aduana el documento denominado “solicito de actuaciones previas al despacho” conocido como C-5, para que ésta autorice la inspección física de la mercancía. Solicitar la emisión del certificado a los distintos Servicios Sanitarios, mediante la presentación del correspondiente solícito de inspección. Estar presente, en representación del propietario de la mercancía, en el acto de la inspección física, proceso que en ocasiones se limitará a una mera inspección visual y en otras requerirá la toma de muestras. Realizar los diversos trámites y atender los requerimientos de los diferentes Servicios de Inspección (aduanero, sanitario, vigilancia aduanera, etc.).