Certificado fitosanitario

El certificado fitosanitario es un instrumento de control y lucha contra las plagas en el ámbito del transporte internacional. Determinados vegetales, productos y otras variedades relacionadas deben ir acompañados de su correspondiente pasaporte fitosanitario en el momento de la expedición.
Los modelos de certificados contienen una redacción normalizada y una presentación que deberá seguirse para la preparación del certificado fitosanitario oficial. Es necesario asegurar la validez de los documentos, que sean fácilmente reconocibles y que contengan la información esencial.

Los países importadores deberán exigir solamente el certificado fitosanitario para los artículos reglamentados. Estos artículos incluyen productos básicos como plantas, bulbos y tubérculos, o semillas para propagación, frutas y hortalizas, flores y ramas cortadas, grano y medio de crecimiento. También pueden utilizarse los certificados fitosanitarios para ciertos productos vegetales que se han elaborado, cuando tales productos, por su naturaleza o la de su elaboración, tengan un potencial para la introducción de plagas reglamentadas (por ejemplo madera o algodón). Asimismo puede exigirse un certificado fitosanitario para otros artículos reglamentados cuando las medidas fitosanitarias se justifiquen técnicamente (por ejemplo contenedores vacíos, vehículos y organismos).

Los países importadores no deberán exigir certificados fitosanitarios para los productos vegetales que se hayan elaborado de tal manera que no presenten la posibilidad de introducir plagas reglamentadas o para otros artículos que no requieran medidas fitosanitarias.

Las ONPF deberán acordar bilateralmente cuando existan diferencias entre los puntos de vista del país importador y país exportador en relación a la justificación para exigir un certificado fitosanitario. Los cambios relativos a la solicitud de un certificado fitosanitario deben respetar los principios de transparencia y no discriminación.

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.