Cómo exportar a Australia

En cuanto a la relación de Australia con el comercio exterior en el 2010 las exportaciones de bienes y servicios han aumentado un 13,5% respecto al 2009, alcanzando los 284.098 millones de $AU, mientras que las importaciones han aumentado un 5,3%, alcanzando los 267.531 millones de $AU. El intercambio de bienes entre España y Australia aumentó en un 22,2% a lo largo del año 2010. España ocupa la posición 24 en cuanto a la importación de productos en Australia, con una cuota de 0,8% en el 2010.

Las principales partidas de importación en 2010 fueron la maquinaria electrónica, combustibles minerales, vehículos, equipos y material eléctrico, productos farmacéuticos y perlas y piedras preciosas. El 14,9% del total de las importaciones australianas corresponden a maquinaria, la importación que tiene más peso en Australia.


Los principales puertos australianos de destino de las
exportaciones españolas son Adelaide, Brisbane, Darwin, Devonport, Fremantle, Hobart, Melbourne y Syney. Por el largo recorrido que debe hacer la mercancía desde España a Australia todos los envíos son con escala y el tiempo de tránsito oscila entre 35 y 56 días hasta que llega la mercancía a destino.Para aprender a exportar desde España hasta Australia hay que tener en cuenta que una vez la mercancía llega a Australia el Servicio de Aduana y la Australian Quarantine and Inspection Service (AQIS) realizan comprobaciones de los bienes importados. Por ello, toda la información comercial relacionada con el importador y los bienes debe ser señalada debidamente en la declaración de importación y se deben presentar los documentos requeridos tales como packing list, bill of lading, factura comercial, etc. Se debe tener en cuenta que los costes de almacén australianos son elevados por lo que interesa que todo el proceso este correctamente cumplimentado con la información requerida. Así, se deberá presentar toda la documentación necesaria en los plazos exigidos, prestando especial atención a la normativa sobre el etiquetado y certificaciones o estándares necesarios para la comercialización del bien. En este sentido, cabe destacar la importancia al Australian Quarantine and Inspection Service que, entre otras cosas, exige la presentación de un documento que certifique la fumigación de los productos de madera introducidos en el país, tanto si se trata del embalaje, como de parte del producto.

 

Calcula aquí el precio de tu envío

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.