Extracostes bajo control: Ocupaciones y Demoras

Extracostes: Ocupaciones y demoras

Hablando de extracostes, esos sustos monetarios que se suman al presupuesto de nuestra campaña de import/export a última hora sin que los esperemos, existen  dos conceptos que conviene tener muy claros y que a menudo se confunden: las ocupaciones y demoras.

Ocupaciones

Son los gastos que te cobra la terminal del puerto por el espacio que está ocupando el contenedor. Imagínate que es como una plaza de parking para tu mercancía. Suelen ser 5 días libres y no son negociables.

Demoras

Son los gastos que te cobra la naviera por estar utilizando su contenedor. Si las ocupaciones eran la plaza de parking, las demoras son como el alquiler del vehículo.

Las navieras suelen conceder los  7 primeros días libres de gastos, aunque son negociables, siempre que se pida con antelación.

Tendrás que pedirlos a tu transitario y ellos lo negociarán, pero la decisión de concederlos o no será de la naviera. Si te los conceden son gratuitos, pero es muy importante tener en cuenta que siempre se deben gestionar antes de realizar el envío y que no siempre los dan, por lo que conviene planificar desde el principio para que todo vaya en tiempo.

Si no has pedido los días libres de demoras con antelación, si no te los han concedido o si sobrepasas el límite que te han dado, comenzarás a pagar por cada día de más que tu mercancía esté en el puerto.

El precio de las demoras varía en función de la naviera y el país y aumenta conforme pasan los días. Para que te hagas una idea, con algunas de las principales navieras, a partir del primer día que comienzas a generar gastos, podrías pagar alrededor de unos 50 EUR/ día*  por contenedor de 20 pies y 70 EUR/ día* por contenedor de 40 pies.

Las ocupaciones y las demoras se pueden producir tanto en origen como en destino, independientemente de si se trata de una importación o una exportación, y se negocian por separado para origen y destino. Es decir, si negocias días libres de ocupación en origen, no des por supuesto que tendrás los mismos días libres en destino porque en realidad son independientes.

Como ves, conviene tener estos conceptos muy en cuenta ya desde la planificación de tu campaña, para no tener que pagar extracostes que pueden llegar a significar sumas muy elevadas si el retraso es grande. Sobre todo hay que entender que el puerto no es un almacén, y cuando contratas un servicio de import /export el container no lo estás comprando sino alquilando, por lo que debes cumplir con el plazo para su devolución.

Almacenajes

Cuando se trata de envíos de grupaje o LCL, tenemos unos extracostes similares que conocemos como “almacenajes”. En estos casos, el grupajista vacía el contenedor en su almacén y  él es el que te cobra por el espacio que ocupan tus mercancías. Normalmente suelen ser 7 días libres y pueden ser negociables en caso de necesidad. El proceso sería el mismo que para las demoras: Lo solicitas al transitario y éste al grupajista, que tendrá en sus manos la decisión final.

Prevenir mejor que pagar

Para prevenir estos gastos innecesarios, el mejor consejo es la planificación: tener toda la documentación necesaria perfectamente preparada y con margen de tiempo ante posibles eventualidades, para que tu mercancía pueda pasar el despacho de aduanas lo más ágilmente posible. Es conveniente tener muy claro desde el principio qué documentos necesitarás para tu envío: Los hay comunes para toda import / export como factura comercial, packing list y BL, pero también hay otros específicos según el país y el tipo de mercancía que envíes.

Otro aspecto fundamental es liquidar todos los gastos relacionados con la operación en tiempo, tanto los gastos de la compraventa internacional como los derivados de su transporte marítimo. De lo contrario podría haber retrasos en el envío del BL o en la entrega de la mercancía.

En el caso  de una importación, aunque no dependa directamente de ti, deberías también tener bien planificada la recogida de las mercancías en origen, para que tu proveedor no se despiste y no se retrase con la carga de las mercancía. Tu transitario puede ayudarte en este sentido, haciendo seguimiento para ir recordando al shipper que se acerca la fecha en la que las mercancías deberían estar listas en puerto.

¿Planificas un envío? ¡Cotizalo ahora!

*Los importes que se proporcionan de gastos generados por demoras son a modo de ejemplo y no constituyen una tarifa real proporcionada por iContainers.

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.