¿Cuánto tarda un transitario en dar una cotización?

A finales de 2008, nuestros fundadores trabajaban en una empresa transitaria familiar. Un viernes por la tarde perdieron a un cliente por no poder ofrecerle varias cotizaciones al momento, y ese fue el origen de iContainers: la plataforma que permite cotizar envíos de forma online e instantánea, comparar entre miles de tarifas, reservar y gestionar el envío de principio a fin.

Así que conocemos bien la lentitud y la falta de agilidad en el proceso de cotización de transporte marítimo en sus formas tradicionales.  Pero queríamos ponerle números a esta realidad.  Porque sí, estamos introduciendo un cambio disruptivo en una industria anticuada y que no se ha adaptado a las posibilidades de las nuevas tecnologías, como sí lo hicieron todas las demás. Pero todavía queda mucho por hacer, ¿verdad?

Nosotros ofrecemos una cotización completa y desglosada en una media de 15 segundos. Pero la pregunta era: ¿Cuánto tardarían nuestros compañeros analógicos en hacer lo mismo?

Cotiza en 15 segundos

Indicios en mano, hicimos la comprobación, y sometimos a examen a 40 de los más conocidos transitarios o freight forwarders de nuestro país.

El procedimiento fue el siguiente:

  • Hicimos el ejercicio de ponernos en el lugar de nuestros clientes y  llamamos a 40 freight forwarders.
  • Pedimos una cotización para varios servicios, incluyendo envíos puerta a puerta.
  • Calculamos el tiempo en que cada uno de ellos nos respondió ofreciéndonos la cotización.
  • Recogimos también los que simplemente no contestaron, o los que siguen trabajando a día de hoy en ofrecernos una simple cotización.
  • Analizamos los datos obtenidos.

Finalmente, intentando aportar nuestro granito de tecnología y  transparencia al mundo del transporte internacional, publicamos los resultados:

¿Cuánto tiempo tarda un transitario analógico en dar una cotización?

 

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.