Darwin y la digitalización del sector marítimo

Darwin y la digitalización del sector marítimo

O si realmente importa (o no) cotizar un envío a las nueve de la noche desde los Pirineos

En este artículo voy a tratar cuestiones un tanto dispares, pero todas tienen que ver con el concepto del cambio. La evolución de las especies, la revolución digital, los cambios que la industria marítima ha vivido en los últimos años y las nuevas dinámicas profesionales y empresariales que buscan flexibilizar horarios y optimizar el rendimiento. Cambios, todo son cambios; tanto en la vida como en la industria.

Cada mañana al levantarnos, la tecnología ha avanzando un paso más. Todos los sectores se van adaptando a los avances según su naturaleza y capacidad: unos lo hacen muy rápido tomando la iniciativa, y otros les siguen a remolque después.

Los que finalmente no quieren o no pueden adaptarse al cambio, según estableció Darwin, terminan desapareciendo.

La digitalización lleva ya 20 años revolucionando industrias, pero en el caso de la logística, es hoy cuando nos damos cuenta de todas las posibilidades que se abren. En iContainers la palabra “digital” forma parte de nuestro ADN y quizás por eso nos gusta tanto repetir que somos los pioneros de nuestra industria: el primer transitario online.

Cada día llaman clientes que aún no nos conocen y no saben ni siquiera qué es un transitario online. Entonces suelo explicárselo con esta comparación: antes, para comprar un vuelo, ibas a las agencias de viajes preguntando una por una diferentes precios para compararlos; ahora los tienes todos al momento desde portales de reserva en línea como eDreams. De forma análoga, antes para obtener una cotización de transporte marítimo, tenías que llamar o escribir a cada transitario y esperar un número incierto de días para obtener una sóla cotización, mientras que ahora puedes obtenerlas todas de manera inmediata desde una web en menos de 15 segundos.

Hablemos de qué supone este cambio de paradigma para las empresas exportadoras e importadoras con las que trabajo. ¿Qué sucede tras el paso de la cotización offline a la online? ¿Realmente importa obtener tarifas a cualquier hora del día?

La respuesta es que sí: la posibilidad de cotizar las 24 horas, no es un simple reclamo llamativo, sino que realmente importa.

Uno podría pensar que el horario de oficina es suficiente para pedir una cotización, pero la verdad es que si es suficiente o no depende de las dinámicas de las empresas y sus profesionales. Tengo clientes que cotizan envíos fuera de la jornada laboral, y lo hacen así por distintos motivos:

Muchas pymes exportadoras o importadoras necesitan enfocarse durante el día en otras cuestiones logísticas, como contactar con proveedores en China, y sólo al final de la jornada, cuando ya está todo resuelto, es un buen momento para gestionar los envíos. A veces la persona responsable del transporte tiene horarios flexibles y valora las horas centrales del día para pasarlas con su familia o también puede ser un emprendedor con varias jornadas laborales.

Se podría pensar también que no importa tanto si tu transitario te ofrece una cotización en 4 días o en pocos segundos, y además con varias opciones para comparar. Pero de nuevo importa, porque tener toda la información de tarifas, rutas, navieras, etc., te permite escoger eficientemente y ahorrar costes. 

En la industria marítima, en la del turismo o en la sabana, disponer de más información y ser más ágil significa ser más competitivo y estar mejor adaptado para la evolución.

Para los exportadores que envían a varios destinos, el cambio es aún más notable. Si pedir una cotización offline para una única ruta es costoso en tiempo y esfuerzo, imagina hacerlo para China, Estados Unidos, India y Latinoamérica a la vez. Súmale la urgencia que se impone en muchos casos en el mercado altamente competitivo en el que vivimos y lo tenemos; el resultado es el por qué una herramienta online, con tarifas a tiempo real para todos los destinos, realmente importa.

Por último, para las empresas con un alto volumen mensual de exportaciones/importaciones, el aspecto que marca la diferencia es la reducción del tiempo, sobre todo de operativa, causada por la automatización de procesos:

  • Diferentes shippers o consignees quedan guardados en la cuenta del cliente con todos sus datos, evitando la necesidad de introducirlos de nuevo cada vez.
  • Toda la documentación necesaria para contratar el transporte (packing list, BL, factura comercial) puede ser adjuntada en línea y modificada en cualquier momento si hay cambios o correcciones.
  • El envío puede ser monitoreado a través de la web en todo momento, de forma que un exportador puede saber dónde están sus contenedores y en qué estado está su proceso.

Y esto es así en una oficina a las nueve de la mañana, o estando de vacaciones en los Pirineos a las nueve de la noche.

La automatización de los procesos de transporte internacional, desde la obtención de tarifas y el proceso de compra hasta el seguimiento del contenedor una vez realizado el envío, ha cambiado definitivamente la industria marítima y la forma en que sus profesionales trabajan.

Llegado este punto, probablemente intuyas qué tenía que ver la teoría de la evolución de las especies con esta historia de cotizaciones marítimas.  Y es que Darwin tenía razón: hay que adaptarse o morir. Y por eso estamos hoy aquí.

   Adáptate y cotiza online

Como Top Account Manager en iContainers, dispone de una amplia experiencia asesorando a grandes cuentas en sus campañas de transporte internacional.
Contacta con él directamente en: alejandro.bosch@icontainers.com
Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.