Nuevas fusiones de navieras en Asia

Consolidaciones de navieras japonesas

La unión hace la fuerza

Cuando los tiempos son difíciles, uno de los consejos más sabios es dejar de lado las diferencias y remar en la misma dirección. O juntos, o abocados al fracaso. Ese parece ser el principio que se extiende en la industria del transporte marítimo en los últimos años. Lo vemos en las recientes fusiones, adquisiciones y alianzas entre navieras. Y este es el mensaje que los 3 grandes conglomerados de  envíos japoneses han recibido y ahora están actuando.

Hace unas semanas, las 3 grandes navieras japonesas, NYK, MOL y K-Line, anunciaron una asociación conjunta. Bajo esta cooperación, consolidarán todos sus envíos de contenedores y operaciones en terminal fuera de Japón. Es un signo más de las dificultades financieras que la industria del transporte marítimo está enfrentando. Con esta asociación, ellos marcan la diferencia operando como una única entidad, manejando la sexta flota más grande del mundo.

“Para combatir estos factores, los participantes de la industria han procurado ganar ventajas competitivas a través de la integración y las adquisiciones. Bajo similares circunstancias, NYK, MOL, y K-Line han decidido integrar todos sus envíos de contenedores y negocios de operaciones de terminal excluyendo Japón, en una única entidad.” – Declaración de NYK

Las aflicciones de la industria continúan

Está previsto que el comercio internacional crezca un exiguo 1.7% este año, lo que supone el crecimiento más lento desde el inicio de la crisis financiera en 2008. Tal y como sucede con la vecina Corea del Sur, la industria japonesa de los envíos está atravesando momentos muy difíciles.

El colapso de Hanjing Shipping han provocado severas consecuencias en la industria que podrán ser sentidas durante años y no hay duda de que el sector está experimentando las peores condiciones en sus 60 años de existencia. Las compañías encaran fuertes pérdidas. El crecimiento del comercio se ralentiza. El exceso de capacidad persiste.

La alianza de las navieras japonesas es un claro signo de esfuerzo conjunto durante los malos tiempos. Las tres navieras registraron pérdidas netas en 5 de los 9 años desde la arremetida de la crisis financiera global. Comparten una historia común de intensa rivalidad entre ellos mismo. Mucho más intensa que con los competidores del otro lado del océano. Pero para sobrevivir a esta recesión económica, tendrán que dejar a un lado sus diferencias y explotar las sinergias.

“El objetivo de convertirnos en uno en estos momentos, es que ninguno de nosotros se convierta en cero” – Tadaaki Naito, Presidente de NYK

La asociación conjunta propuesta está todavía pendiente de ser autorizada por las autoridades. Pero si es aprobada, esta cooperación se hará efectiva en julio de 2017 y comenzará las operaciones en abril de 2018. En esta infografía se detallan los números detrás de la acción conjunta.

Consolidación de navieras japonesas

La última consolidación asiática

Esta cooperación japonesa es la última de una serie de consolidaciones de navieras asiáticas en los últimos meses. Juntas, NYK, MOL y K-Line operarán como el segundo mayor conglomerado de navieras en Asia. Los expertos de la industria dicen que la competición que provocará esta nueva unión dará a la industria de los envíos asiática una muy necesitada sacudida.

“Esto hará a las navieras asiáticas aún más fuertes. Las navieras japonesas siempre han sido consideradas de primera categoría. Operan en uno de los mercados más competitivos y posiblemente ofrecen el mejor servicio de todos. Esto animará al resto a moverse hacia delante e intentar mejorar el servicio que ofrecen. Los japoneses siempre han tenido la reputación más alta en la industria de los envíos, por los estándares de calidad a nivel mundial, pero especialmente por su lealtad hacia los clientes, que es muy poco habitual en la industria.” – Iván Tintoré, presidente ejecutivo y cofundador de iContainers.

Las 3 navieras están prestando atención también al plan presupuestal del gobierno japonés y las revisiones de impuestos para 2017.  En conjunto, NYK, MOL y K.Line registraron pérdidas en medio año de $484 millones. Un proyecto favorable de impuestos ayudaría con toda seguridad al conglomerado de navieras a ahorrar costos mientras luchan por mantenerse competitivos.

Un poco antes este mismo año, el conglomerado chino de envíos de propiedad estatal hizo un movimiento similar. Cosco Group y China Shipping Group se unieron para coordinar mejor sus negocios y compartir recursos. Emergiendo como China Cosco Shipping, esta unión es ahora el cuarto mayor operador de contenedores en el mundo. La fusión implicaba los tanques petroleros, barcos de pasajeros y buques portacontenedores. Tal y como sucede con el resto de fusiones y consolidaciones, su motivación procedía de la recesión en la industria del transporte marítimo. Ello no dejaba a las dos navieras otra opción más que unirse.

La cadena de cooperaciones y fusiones

Los expertos de la industria dicen que la fusión japonesa no ha sido ninguna sorpresa. Esto es así dado que los top 20 operadores de contenedores han estado muy ocupados haciendo movimientos de consolidación y fusión. En el año 2000, las top 5 navieras controlaban el 35% de la capacidad global de contenedores. Este número se ha disparado hasta el 55% en octubre de 2016.

Capacidad mundial de cocntenedores de las principales 5 navieras

 

“Mientras las navieras se concentran en utilizar mejor la capacidad existente en la industria, nosotros creemos que la demanda de nuevos buques se mantendrá baja, creando las condiciones para que la oferta y demanda comiencen a equilibrarse.” – Investigación de Goldman Sachs

Este año han tenido lugar otras adquisiciones y fusiones incluyendo la de la francesa CMA CGM que ha adquirido la naveira NOL de Singapur y la fusión de Hapag Lloyd con UASC.

Compara entre más de 300.000 tarifas de transporte marítimo

 

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.