5 cosas que debes saber sobre la carga en un contenedor

5 cosas que debes saber sobre la carga de un contenedor

¿Estás pensando en realizar un envío a través de transporte marítimo? Ya debes saber lo complicado que es este proceso. El despacho de aduanas, el papeleo y la preparación del packing list son partes importantes del proceso. Pero muchos shippers o expedidores no tienen en cuenta la importancia de la carga apropiada de un contenedor cuando esto es un aspecto crucial.

Puedes haber cumplimentado el papeleo perfectamente y embalado tus mercancías de forma impecable. Pero si hay un problema con tu contenedor, el resto del esfuerzo puede no haber servido para nada. Los expedidores son los responsables de la carga en el contenedor.

En este post, describiremos los cinco aspectos más importantes a tener en cuenta al cargar un contenedor.

Número de precinto del contenedor

Lo primero es el número de precinto del contenedor. Este concepto es uno de los que generan más interpretaciones erróneas y las discrepancias respecto al número de precinto son más habituales de lo que piensas. El número de precinto es responsabilidad en útima instancia de los expedidores. A menudo se obtiene a través de una compañía de transporte o de la compañía naviera que lo comunican directamente al transitario pero, en última instancia, es responsabilidad de los expedidores asegurarse de que el número de precinto indicado en todos los documentos aplicables es correcto. Esto es especialmente importante en el caso del conocimiento de embarque o bill of lading.

Un número de  precinto incorrecto puede causar problemas con las aduanas en destino. Esto, a su vez, puede resultar en considerables cargos adicionales, por no hablar de los cargos de retraso mientras esperas. Una buena idea es que te asegures, anotando el número de precinto y tal vez incluso tomando una foto de él. Cuando te entreguen el bill of lading, comprueba si el número de precinto que aparece coincide con el anotado.

Plazo

Con respecto al tiempo, hay muchos factores que entran en juego al programar una fecha y una hora de carga. Una de las cosas a tener en cuenta es la distancia hasta el puerto. Cuando un conductor recoge el contenedor, ¿puede cumplir con el tiempo de carga?, ¿le dará tiempo a regresar al puerto antes de que cierre? Si la respuesta es no a ninguno de los dos, prepárate para recibir cargos adicionales del transportista, por almacenar el contenedor durante la noche, por los días adicionales de uso del chasis y también posiblemente por el transporte extra desde el depósito de camiones hasta el puerto.

Peso

Asegúrate de que el peso de la carga se distribuye uniformemente sobre toda el área de tu contenedor. En el caso de que el peso de la carga esté distribuido de forma desigual, intenta cubrir los espacios vacíos con material de relleno. Un contenedor con mucho peso en un extremo y poco en el otro puede tener problemas si el peso es demasiado elevado en uno de los ejes. También hace que sea más difícil de transportar en el puerto y en ocasiones puede ser peligroso.

Toma nota para no exceder la carga útil máxima del contenedor. Habitualmente, la masa bruta máxima de un contenedor es de 24,000kg (52,900lbs) para un contenedor de 20 pies y 30,480kg (67,200lbs) para un contenedor de 40 pies.

Puedes encontrar la capacidad de peso de cada contenedor indicada en la puerta derecha. Pero ten en cuenta que este límite de peso suele ser mucho mayor que el límite de peso permitido en carretera. Dicho esto, si estás cargando un contenedor pesado, asegúrate de revisar las regulaciones locales sobre peso máximo en el transporte terrestre.

Miles de tarifas de transporte marítimo en segundos

Capacidad

Al elegir un envío FCL o de contendor completo, se recomienda utilizar todo el espacio del contenedor. Eso significa de esquina a esquina y de pared a pared. Si no tienes suficiente carga para cubrir el espacio, llena los espacios vacíos con material de relleno para la sujeción de la carga.

Como con el peso, también debes asegurarte de que tus mercancías se distribuyan uniformemente. Es decir que no debes tener la carga apilada hasta la parte superior en la mitad trasera del contenedor y tenerla toda extendida en en la mitad delantera. En caso de duda, ¡piensa en el Tetris!

Embalaje de la mercancía

Casi todos los daños en la carga de un contenedor completo son el resultado de un embalaje insuficiente o de una estiba incorrecta. La estiba no consiste solamente en poner tanta carga como sea posible. Como dijimos,ves importante distribuir el peso correctamente. Algunos factores que debes considerar en el momento de la distribución de la mercancía en el contenedor:

  • Piensa en el peso, el tamaño y el tipo de carga.
  • Como pauta, no coloques los productos húmedos sobre la carga seca, ya que corres el riesgo de arruinar la carga seca.
  • Acuérdate de la teoría de la gravedad y no coloques objetos pesados encima de la carga más ligera para evitar que pueda aplastarla.
  • Asegura la carga embalando su envase tan firmemente como sea posible. También puedes usar correas para atar la carga en su sitio.
  • Recuerda no poner presión directa en la puerta del contenedor. Si es necesario, usa una valla o puerta para evitar la presión.

Estas consideraciones a la hora de embalar y cargar apropiadamente en un contenedor pueden parecer evidentes. Pero muchos expedidores no imaginan los movimientos y cambios de temperatura que puede llegar a sufrir la carga dentro del contenedor durante el viaje a bordo de un buque.

Artículos relacionados:

 

Artículos recientes

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.