La cadena logística detrás del e-commerce

La logística detrás del e-commerce

Compra en la web, recíbelo en casa

El éxito de la venta online se debe a su facilidad: comprar en un solo click, sin desplazamientos ni colas ha convertido a España en uno de los países donde el eCommerce más se ha desarrollado.

En cuanto a su procedimiento, para realizar la compra basta con elegir el producto, especificar la dirección y modo de entrega e introducir los datos de una tarjeta de crédito, cuenta paypal o incluso contrareembolso. Normalmente en 1, 2 o 3 días —o incluso algunas horas después— el ansiado paquete llega a tu puerta, aunque si se trata de un envío internacional que llega a los almacenes del distribuidor por transporte marítimo, los plazos cambian.

Pero la simplicidad del proceso para el consumidor tiene poco que ver con el complejo mecanismo que se desencadena desde la venta hasta la entrega del producto. ¿En qué consiste la logística del e-commerce? ¿Cuáles son los puntos que afectan los plazos de entrega e incluso al precio final de la compra?

Desde iContainers hemos desglosado los puntos estratégicos que afectan al proceso logístico detrás del e-commerce.

Algunos datos sobre el e-commerce

Vamos a inspeccionar en primer lugar como queda el ranking de países más atractivos para el comercio electrónico. Nos encontramos una lista encabezada por Estados Unidos seguido de China, Reino Unido, Japón y Alemania.

Por lo que podemos extraer del estudio “The 2015 Global Retail E-Commerce Index” elaborado por la consultora ATKearney, que analiza la evolución del comercio electrónico por países a nivel mundial, España se sitúa en el puesto 18 dentro de los 30 países en los que el e-Commerce se encuentra más desarrollado. Teniendo en cuenta que en el anterior estudio, elaborado en 2013, España ni siquiera aparecía, se trata de un gran avance.

El estudio prevee un crecimiento anual del comercio electrónico en España del 16% en los próximos 5 años, en un país con compradores conectados y una infraestructura sólida.

A nivel mundial, en 2015 las ventas online alcanzaron los 955.000 millones de dólares, un incremento del 19% debido a que los retailers físicos han entrado en el mercado del e-Commerce y a que los retailers con venta online han expandido sus servicios a nuevas áreas.

Según las previsiones, se espera que en 2018 el negocio online supere los 1.500 millones de dólares, que supondría un incremento del mercado por encima del 50% en tan sólo 3 años.

¿Quién, qué y cuánto se compra por internet?

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el último año 11 millones de personas realizaron algún tipo de compra por internet. Esto significa que el 31,5% de los hogares con acceso a internet en España utilizaron este medio para realizar sus compras.

Si vamos a mirar los datos económicos, el e-Commerce en España durante el 2015 alcanzó los 10.800 millones de euros y la previsión es que para el 2016 la cifra alcance los 12.000 millones de euros.

Sobre la demografía, el INE indica que la mayoría de compradores online son personas entre 35 y 44 años (29,4%) y jóvenes entre 24 y 34 años (28%) frente al 1,9% de mayores entre 65 y 74 años con un 1,9%. Por otro lado, el estudio desvela que el 46% de los consumidores de e-Commerce son mujeres.

Según el informe de ATKearney, la lista de los 10 productos más vendidos por internet en 2015 es la siguiente:

  • Artículos de electrónica (77%)
  • Servicios (76%)
  • Moda y complementos (76%)
  • Libros (73%)
  • Entradas (64%)
  • Música (62%)
  • Electrodomésticos (59%)
  • Productos de belleza (57%)
  • Muebles (53%)
  • Artículos deportivos (52%)

¿De dónde vienen los productos?

En España, cada vez tienen más presencia los proveedores chinos que ofrecen sus productos a través de plataformas web como Aliexpress, Amazon y eBay. Estos proveedores se han ganado la confianza suficiente y cuentan con las medidas de seguridad y control requeridas para conseguir cumplir los plazos de entrega.

Amazon y eBay trabajan con empresas de todo el mundo, ya han iniciado su expansión en España y cuentan en la actualidad con almacenes con stock en el mismo territorio, lo que favorece la recepción de mercancías y permite entregas el mismo día de la solicitud.

Amazon analiza la información generada por sus clientes para acortar aún más los tiempos de entrega, haciendo una previsión de los consumos futuros y adaptando su organización logística.

Por otro lado, encontramos Aliexpress que pertenece al grupo chino Alibaba, una de las plataformas con más crecimiento en los últimos años. En este caso, todos los productos son de proveedores chinos, con precios muy competitivos ya que solo cuentan con stock en su país de origen. Las compras en esta plataforma cuentan con plazos de entrega muy largos, lo que requiere mayor paciencia por parte del consumidor respecto a sus competidores.

¿Exportas o importas? Consigue tu cotización ahora

¿Qué pasos desencadena la compra online?

Una vez el cliente ha realizado su compra online, espera recibirlo lo antes posible, saber en todo momento dónde está su paquete, no tener que pagar los gastos de envío (que los asuma la tienda) o pagar lo mínimo posible y que el e-Commerce disponga de una política de devoluciones transparente.

Puestos en contexto, vamos ahora con los procesos ocultos para el consumidor y que se llevan a cabo a partir de la compra y hasta la entrega en el domicilio del cliente:

1. Registro en los sistemas de información

Se trata de plataformas que integran toda la información sobre pedidos, stocks, aprovisionamientos, devoluciones, pagos, facturación y logística. Tienen un objetivo de eficiencia para optimizar todos los procesos, en especial los tiempos de entrega de los productos, y aportan trazabilidad de todos los pasos de la cadena.

2. Preparación de pedidos

Esta fase consiste en extraer el producto del almacén, empaquetarlo, etiquetarlo y entregarlo al servicio de transporte.

En esta fase existen 2 opciones diferenciadas:

  • Si la tienda online cuenta con almacenes logísticos próximos al mercado de consumo como sucede con Amazon, esta fase se resuelve en pocas horas, lo que permite entregas en plazos máximos de 24 horas.
  • Si el e- commerce se nutre de proveedores del Lejano Oriente o no cuenta con almacenes logísticos cercanos, los pedidos se gestionan a través de unidades de transporte masivo como camiones, en el caso de almacenes europeos o el transporte marítimo, en el caso de contar con proveedores en Asia.

3. Transporte desde origen

Cuando los productos son de proveedores con almacenes en China u otros países de Extremo Oriente, los tiempos de entrega se alargan. Los tiempos de tránsito a China indicados por la navieras se sitúan entre los 28 y los 35 días, dependiendo del puerto de origen, y a los que hay que sumar los trámites de aduanas en destino y el transporte terrestre desde el almacén del proveedor.

Las plataformas como iContainers, que permite la contratación online de servicios de transporte de mercancías ofrecen cotizaciones en pocos segundos. Permiten un seguimiento en tiempo real de cada mercancía y han introducido transparencia, rapidez y eficiencia en los procesos de administración de cargas.

4. Logística y distribución

Cada vez son más las empresas que deciden externalizar estos procesos en empresas especializadas para garantizar la entrega del producto. Son operadores logísticos que están en disposición de realizar el trabajo por precios más bajos, ya que controlan toda la cadena de suministro, aprovechando su masa crítica de clientes y generando economías de escala.

Así, cuando la empresa encargada de la logística recibe la mercancía, realiza su clasificación en función de su destino y realiza las gestiones lo más rápido posible para que las empresas de paquetería puedan realizar las entregas en pocas horas.

La operativa del e-commerce

 

Artículos recientes

Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.