Exportar a Emiratos Arabes: Las cifras de la oportunidad

Oportunidades para exportar a Emiratos Arabes

Las cifras que demuestran la oportunidad para exportar a Emiratos Arabes | iContainers

Los Emiratos Árabes Unidos llevan experimentando años de crecimiento en su demanda de productos extranjeros, debido al crecimiento de su población, del turismo, y de los planes gubernamentales para convertir a este pequeño país en un centro neurálgico de negocios, comercio internacional y turismo.

El país, que cuenta con una de las mayores reservas de petróleo del mundo, y un producto interior bruto que lo sitúa entre los 12 con mayores rentas per capita, carece sin embargo de recursos naturales básicos. El 97% de su superficie es desierto, y de ahí su necesidad de importarlo prácticamente todo.

Los EAU son una economía abierta al exterior y ofrecen un régimen comercial muy favorable para los exportadores, con unos aranceles bajos, sin barreras comerciales o control de divisas y una gestión aduanera eficiente. Su posición es además estratégica: tiene buenas conexiones marítimas y aéreas, sus puertos y aeropuertos son gestionados con eficiencia y los costes de almacenamiento son bajos.

¿Cuáles son los sectores de la oportunidad?

Impresionantes proyectos de obras públicas y construcción civil provocaron una gran demanda de materiales y maquinaria de construcción en los últimos años, ofreciendo una ventajosa salida al sector de la construcción española, especialmente estancado y afectado por la crisis inmobiliaria.

Los sectores que ofrecen mayores oportunidades para exportar a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) ahora mismo y en los próximos años, según fuentes de ICEX, son los siguientes: maquinaria eléctrica, equipos electrónicos, piedras preciosas, textiles, productos químicos, vehículos automóviles,  materiales de construcción y equipos para la industria petroquímica.

Cotiza tu envío puerta a puerta a EAU

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.