Transporte marítimo internacional a Holanda

Holanda es considerada una potencia comercial a nivel mundial y uno de sus sectores más activos es precisamente el del transporte marítimo. El puerto de Róterdam ha ostentado históricamente el título de puerto con mayor actividad del mundo y actualmente es el mayor puerto de Europa.

Ocupando el puesto número ocho en el ranking de grandes exportadores mundiales, más del 30% de sus ingresos proceden de la exportación, por lo que el transporte marítimo desde Holanda a otros países incluye algunas de las rutas más demandadas en todo el mundo.

Transporte marítimo a Holanda en contenedor completo (FCL) o Grupaje (LCL)

Contenedor completo o grupaje: ¿cómo saber cuál es la mejor opción para tu transporte marítimo a Holanda? La respuesta depende del volumen de tu carga. Si se ajusta a las medidas de 11 europalés (contenedor de 20 pies) o de 25 europalés (contenedor 40 pies), la opción más adecuada probablemente sea el contenedor completo.

Si se trata de mercancías de menor volumen, pero que sobrepasan el metro cúbico, puedes escoger la opción del grupaje marítimo o LCL. Esta modalidad de envío es más rentable, ya que tu carga comparte espacio con las cargas de otros exportadores o importadores en el mismo contenedor.

Transporte marítimo a Europa a través de Holanda

El enclave geográfico de Holanda lo convierte en la principal puerta de entrada a toda Europa.

El puerto de Róterdam es el único de Holanda que admite cargas comerciales y a través de él se accede fácilmente a una gran parte de Europa.

El transporte marítimo a Francia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Suiza o Italia se realiza de forma habitual mediante transporte terrestre o ferroviario desde Róterdam hasta destino final.