¿Te mudas a Italia? ¡Felicidades! Siendo la tercera mayor economía europea y un vibrante país mediterráneo, Italia es un país especialmente atractivo en el que vivir y trabajar. Sin embargo, mudarse al extranjero no es precisamente una tarea ligera. Más bien, deberías estar preparado para afrontar una larga lista de tareas, como la gestión de papeleo y trámites aduaneros, el correcto embalaje de tus enseres personales, etc.

Por eso es importante que busques la ayuda adecuada: una empresa de mudanzas que se encargue del flete marítimo y que pueda guiarte en todos los pasos del camino. Un buen transitario será tu mejor aliado en esta nueva etapa de tu vida... ¡Rumbo a Italia!

Preparando tu mudanza internacional a Italia

documents icon

DOCUMENTACIÓN

para tu mudanza a Italia

packaging icon

EMBALAJE

de tus bienes y muebles

tracking icon

SEGUIMIENTO

de tu envío online

tracking icon

RECEPCIÓN

de todos tus objetos personales

El coste de mudarse a Italia

El presupuesto de una mudanza marítima varía en función de la cantidad de pertenencias que deseas transportar. No es lo mismo mudarse a Italia con varios vehículos y todos los muebles de una casa de cinco personas que trasladar unas cuantas cajas de un hogar unipersonal.

Según el volumen de tu mudanza, tendrás que escoger entre una de estas dos opciones:

  • Un envío FCL (Full Container Load): es un envío en el que se reserva el espacio de todo un contenedor en exclusiva para una mudanza.

  • Un envío LCL (Less than Container Load): es un envío en el que las pertenencias de varias personas comparten el espacio de un contenedor.

En principio, la decisión de escoger un FCL o un LCL es una cuestión de volumen. En este sentido, el tipo de envío más habitual en mudanzas es el FCL. Un LCL podría ser la opción más indicada si tu mudanza a Italia sólo incluye unos cuantos enseres personales.

Cotiza tu mudanza a Italia de manera gratuita

Para cotizar tu mudanza a Italia, necesitarás saber cuál es el volumen del envío en metros cúbicos. Pero seguramente quieras saber cuánto te va a costar la mudanza antes de tener esa información, ¿cierto? No te preocupes, ¡es normal! Por eso te damos algunas pistas para orientarte. Simplemente responde a esta pregunta: ¿cuántas habitaciones tiene tu hogar?

boxes icon

CAJAS

Para una mudanza de entre 2m3 y 13m3, es posible escoger un envío LCL (¡bien, una mudanza compartida!). Este sería el caso si tan sólo vas a transportar unas cuantas cajas con los enseres que podrían caber en una habitación.

apartments icon

APARTAMENTO

(MENOS DE 70M2)

Para una mudanza de un piso de 2 habitaciones (de hasta 80m2) la opción más adecuada sería un FCL o contenedor completo de 20 pies. Aquí tendrás espacio suficiente para transportar todos los muebles de las dos habitaciones más el comedor y la cocina, además de unas veinte cajas con menaje y efectos personales.

house icon

CASA

(MÁS DE 70M2)

En una mudanza de un piso de unos 100m2, lo más habitual es que necesites un contenedor de 40 pies. De esta manera, podrás transportar todo el mobiliario, una mayor cantidad de cajas (sobre sesenta), bicicletas e incluso vehículos, como un coche y/o varias motos.

Consejos para facilitar tu mudanza a Italia

Documentación

El mundo del transporte marítimo internacional es hasta cierto punto imprevisible. De ahí que uno de los mejores consejos para evitar el riesgo de sufrir imprevistos —como retrasos o extracostes— sea cuidar al máximo los aspectos que sí están bajo tu control, como es el caso de la documentación.

Si tu mudanza a Italia incluye un vehículo, tendrás que presentar algunos documentos más, pero los principales serán estos cinco: Packing List (te recomendamos que amplíes la información para saber cómo rellenarlo correctamente), autorización de despacho, copia del DNI o NIE, copia del pasaporte y condiciones del servicio (que tendrás que entregar firmadas). Si quieres, puedes ampliar la información sobre la documentación necesaria para una mudanza internacional en este artículo.

Embalando tu mudanza internacional a Italia

El mar y la madre naturaleza son imprevisibles, por lo que una mudanza marítima siempre supone una serie de riesgos Pero podrás minimizar la mayor parte de estos riesgos embalando correctamente todos y cada uno de los artículos de tu mudanza.

Es importante que estés bien informado. En nuestro centro de ayuda, puedes aprender a embalar adecuadamente una mudanza internacional. Pero también puedes entrar en contacto con nuestros expertos. Por sus manos han pasado miles de mudanzas, así que si alguien sabe de materiales y trucos de embalaje, esos son nuestros consultores (consejo: ¡déjate asesorar!).

Qué puedes y qué no puedes enviar en tu mudanza

Como en todo envío marítimo internacional, en una mudanza a Italia hay una serie de elementos permitidos y otros que no se pueden enviar. Por norma general, los productos de origen vegetal y animal, los considerados como peligrosos o inflamables, así como los alimentos y bebidas, no pueden ser enviados dentro de un contenedor.

Ahora bien, en Italia existen restricciones o prohibiciones específicas de las aduanas del país. Por ejemplo, se permite la importación de plantas, aunque es necesaria la obtención del certificado fitosanitario. Sin embargo se prohíbe totalmente la entrada de tabaco, cualquier tipo de alimento o bebida alcohólica, pieles de origen animal o aparatos electrónicos sin cable, como los walkie talkies.

Aranceles e impuestos

Los impuestos y aranceles juegan un papel importante en el presupuesto de una mudanza internacional. Y según tus circunstancias, podrás acogerte a diferentes ventajas fiscales para la entrada de tus enseres personales en Italia.

El agente en destino es un profesional experto en los procedimientos aduaneros del país y será quien se encargue de todo una vez que tu mudanza llegue a las aduanas italianas: gestionar el pago de impuestos y aranceles, organizar la entrega de la mudanza, etc. Cuando inicies el proceso de reserva de tu mudanza, te pondremos en contacto con esta persona para que te informe con todo de detalle de las tasas correspondientes.

Y si te mudas a Italia... ¿a dónde debes enviar?

Entre los posibles destinos de una mudanza a Italia, destacan las principales ciudades del país como Milán, Nápoles, Florencia, Turín y, por supuesto, su legendaria capital: Roma.

Sin embargo, estos no son los puntos más populares de entrada al país para una mudanza internacional marítima.

Aunque existen otros puertos de interés turístico, como el puerto de Nápoles o el puerto de Livorno, el principal puerto italiano al que se realizan envíos de mudanzas marítimas es el puerto de Génova.

Este puerto situado en el noroeste de la región de Liguria ha tenido un papel crucial en la historia del comercio marítimo. Y hoy, el puerto de Génova, también conocido como Genoa (Génova en inglés), no sólo continúa siendo el mayor puerto de Italia, sino uno de los más relevantes del Mar Mediterráneo.

¿Necesitas más ayuda mudándote a Italia ?

También puedes echar un vistazo a nuestro Centro de Ayuda, donde podrás encontrar diferentes recursos para facilitar tu mudanza internacional o resolver dudas durante la preparación de tu envío.