Por qué es importante tener un agente en destino para tus envíos

Por qué deberías escoger un agente en destino

Agentes en destino: tus ojos y oídos sobre el terreno

El mundo del transporte marítimo es enorme, complejo y si algo no le faltan son normas y regulaciones. Dado el complejo sistema de esta industria masiva, los imprevistos no son poco frecuentes.

Al margen de tu experiencia como shipper o expedidor, siempre es recomendable tener un agente en destino. Esta figura evita problemas innecesarios que podrían resultar en extracostes, retrasos y quebraderos de cabeza.

El papel del agente en destino

Un agente transitario o freight forwarder agent: una figura designada en destino que gestiona los envíos en su llegada a destino y ayuda a monitorizar la carga.

En el caso de que surjan problemas inesperados, el agente es responsable de identificarlos y resolverlos correctamente sin que acarreen molestias para ti, el cliente. En general el papel del agente puede implicar la gestión de documentos, el despacho de aduanas, la entrega de la carga o incluso una combinación de todos estos. Las responsabilidades del agente varían en cada caso y dependen enormemente de las condiciones de cada envío.

Por ejemplo, cuando se gestiona un envío bajo el incoterm CFR, todos los riesgos y responsabilidades hasta llegar al puerto de destino recaen en el shipper o expedidor. El agente en destino es responsable en este caso de contactar con el consignee, informarle sobre la fecha de llegada y ofrecer asistencia local, incluyendo el despacho de aduanas y la entrega.

Ten en cuenta que, dependiendo de si estás enviando mercancías internacionalmente o si se trata de una mudanza internacional, el consignee y el shipper podrían ser diferentes personas o la misma.

¿Qué podría salir mal?

Las regulaciones y procesos en el transporte marítimo internacional varían enormemente en función del tipo de carga, el país de destino, etc.. En algunos países se requiere documentación muy específica y además cada puerto tiene una disponibilidad logística diferente. No contar con un agente en destino contratado con antelación a la salida de la carga significa tener que gestionar tú mismo el despacho de aduanas, la entrega y cualquier problema inesperado.

Todo esto podría conducir a ineficiencias logísticas y costes adicionales. El shipper/consignee tendría en este caso una cantidad inmensa de trabajo preliminar sólo para determinar qué pudo haber ido mal y buscar el proveedor adecuado que pueda solucionar el problema. Todo ello se traduce en costes y adicionales y retrasos innecesarios.

Vamos a ver un ejemplo de cómo las cosas podrían torcerse. Digamos que la naviera no envió el aviso de llegada a tiempo o lo envió a la persona equivocada. Sin un actitud proactiva, el consignee/shipper no sabría nunca si el envío ha llegado o no. Para el momento en el que el consignee/shipper se diese cuenta, el envío podría haber acumulado ya extracostes en concepto de ocupaciones y/o demoras. Para que te hagas una idea de cómo de caro se puede llegar a pagar este error, las tarifas medias de ocupaciones y demoras en los principales puertos de Estados Unidos pueden exceder fácilmente los 200$ por día.

La contratación de un agente elimina todos estos dolores de cabeza. Si estás intentando decidir si contratar un agente o no, merece la pena que te preguntes si realmente quieres asumir los riesgos de encargarte de todo esto por ti mismo.

Enviar sin un agente en destino

En iContainers, cuando un cliente contrata con nosotros un envío a puerto que no será consignado a ningún agente, sólo comunicamos la información relevante con el shipper o expedidor. Enviamos una pre-alerta final de la fecha estimada de salida y llegada del barco al cliente. Pero nadie es responsable de informar al consignee cuando la llegada real del barco se produce.

Si escoges un agente de nuestra red de agentes seleccionados, enviaremos las pre-alertas al shipper o expedidor y al agente sin que eso represente cargos adicionales. Nuestros agentes no sólo comprueban que la documentación es correcta, sino que también se aseguran de que los cargos en destino son los esperados y se atienen a las prácticas del país y la industria. Además, ellos siempre están disponibles para atender cualquier requerimiento adicional que el consignee pueda tener.

“Nuestros agentes en destino son como nuestros ojos y oídos sobre el terreno, gestionando los envíos de nuestros clientes como si fueran suyos. Cuando se contrata un agente con iContainers, se puede estar seguro de que el nivel del servicio recibido será totalmente profesional desde el principio hasta el final.”

-Roberto Laurino, Director de desarrollo global de negocio en IContainers.

Miles de tarifas de transporte marítimo en segundos

Ventajas de contratar un agente en destino de iContainers 

Visibilidad

Nuestros agentes mantienen una comunicación constante con iContainers y con el cliente. En caso de que suceda cualquier eventualidad, ellos te informarán inmediatamente.

Facilidades

Los agentes especializados de iContainers conocen el alcance de su trabajo. Con los detalles de la carga en mano, nuestros agentes pueden encontrar la mejor solución en destino de acuerdo a las necesidades o peticiones del consignee.

Confianza

iContainers dispone de  un grupo selecto de agentes en todo el mundo. Escogemos a nuestros agentes mediante un proceso meticuloso que garantiza la confianza y la profesionalidad en el servicio a nuestros clientes.

Profesionalidad

Nuestros diez años de experiencia en la industria del transporte marítimo nos convierten en una apuesta segura. Nuestro departamento de agentes evalúa y monitoriza los niveles de servicio ofrecidos por nuestros partners. De esta manera, podemos asegurar un alto nivel del servicio.


¿Estás buscando un agente que facilite tu envío o te gustaría ser un agente de la red de iContainers? Contacta con nuestro director de desarollo global de negocio, Roberto Laurino:

Mail – roberto.laurino@icontainers.com

Teléfono – (786) 565 3515 Opt 4 ext 3

Artículos recientes

Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.