Transporte marítimo de mercancía: 3 aspectos a tener en cuenta

Al contratar una empresa de transporte internacional para realizar un servicio de transporte marítimo de mercancías o cualquier tipo de envíos internacionales por barco aparecen con frecuencia sobrecostes y recargos que pueden ser evitados si se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

Transporte marítimo de mercancía

El transporte marítimo es ideal para transportar contenedores marítimos con grandes volúmenes a un coste razonable, pero no es la opción adecuada si se requiere que la mercancía llegue a destino en una fecha concreta y garantizada.

Fechas

Las fechas de salida en el transporte marítimo son estimadas (generalmente se denominan ETD o Estimated Time of Departure) y suelen sufrir variaciones frecuentes. Además, en ocasiones existen problemas de overbooking en los barcos que pueden provocar que la salida de una mercancía se tenga que retrasar al siguiente barco disponible.
De forma similar, los tiempos de tránsito entre el puerto de origen y el puerto de destino también suelen sufrir variaciones, tanto a la baja como al alza, debido a diferentes factores: condiciones meteorológicas, congestiones en puertos de escala, etc.)
Debido a todos estos factores, al realizar un envío en transporte marítimo de mercancía es necesario disponer de cierta flexibilidad en cuanto a la fecha de llegada de la mercancía al puerto de destino.
Tanto en origen como en destino, hay que intentar realizar la entrega y la recogida de la mercancía en un plazo de tiempo razonable respecto a la salida o la llegada del barco. Mientras que en origen estos problemas no suelen aparecer, en destino son más frecuentes y le pueden suponer un sobrecoste importante al importador, en concepto de demoras en la devolución del contenedor a la naviera y ocupaciones del muelle.

Para evitar estos problemas, es necesario que la mercancía sea retirada del puerto durante los 3 días siguientes a la salida del barco, para lo cual es importante haber notificado con suficiente antelación al agente de cargo de la agencia de transporte en destino y disponer de la documentación necesaria a tiempo para realizar los trámites aduaneros de importación.

Documentación en el transporte marítimo de mercancía

Para realizar un envío en transporte marítimo de mercancía es necesario de disponer de la siguiente documentación: factura comercial, packing list y certificados específicos (calidad, origen, santiario, etc.). Es muy importante que haya una coherencia de datos a lo largo todos los documentos que intervienen y se generan en las operaciones de transporte marítimo: factura, packing list, certificados de origen/calidad/santiarios, despacho de aduanas, B/L (Bill of Lading), etc.
Una vez la mercancía está cargada a bordo, la naviera emite un borrador del B/L que debe ser confirmado por parte del cliente. Es muy importante verificar que los datos son correctos para que no aparezcan sobrecostes en destino.

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.