Corea del Sur es un país desarrollado con un alto nivel de ingresos, y es uno de los países más industrializados de la OECD. Su economía se sitúa en el puesto número 13 del mundo en cuanto a PIB, identificándose como uno de los países del G-20. Por eso, las oportunidades de negocio que se abren en este país para los exportadores españoles son importantes, y cada vez más existe un interés en aprender sobre cómo exportar de España a Corea del Sur.

Durante la reciente crisis global financiera, Corea del Sur fue uno de los pocos países desarrollados que evitó la recesión. La tasa de crecimiento de su economía alcanzó el 6.2 % en 2010, un marcado despunte de las tasas de crecimiento de 2.3% en 2008 y 0.2% en 2009, cuando la crisis financiera explotó.

La economía de Corea es una de las que ha crecido más rápidamente en el mundo, desde los años 60 hasta los 90, y sigue siendo uno de los países desarrollados con mayor crecimiento. Aquellos que están planeando exportar de España a Corea del Sur deberían tener en cuenta que la economía de Corea del Sur es fuertemente dependiente del Comercio Exterior; en 2014, fue el quinto país del mundo con mayores exportaciones y el séptimo mayor importador.