Perú es el quinto país más poblado de Sudamérica, con una población cercana a los 30 millones de habitantes. El Banco Mundial clasifica a la economía peruana como de renta media-alta, y es una de las de más rápido crecimiento del mundo. El reciente crecimiento económico ha sido impulsado por un comercio saludable, la estabilidad económica y el aumento de la inversión y el consumo. El país también ha tenido un considerable éxito con el control de la inflación y el desempleo en los últimos años. Exportar de España a Perú es una inteligente decisión para tu negocio.

Lima, capital del Perú y su ciudad más grande, es el centro financiero e industrial del país, y uno de los más importantes centros financieros de América Latina. Esta urbe representa más de dos tercios de la producción industrial del Perú. Cuenta con el sector de exportación más grande del continente, y es un hub regional para la gestión de mercancías.

El PIB del Perú está dominado por el sector de servicios, junto con la fabricación y las industrias extractivas. Las principales exportaciones nacionales son el cobre, el oro, el zinc, los textiles y la harina de pescado. Las principales importaciones son el petróleo crudo y refinado, así como los vehículos y maquinaria industrial. Desde el 2013, está en vigor un Tratado de Libre Comercio entre Perú y la Unión Europea, lo que a contribuido a mejorar las excelentes relaciones entre este país y España. No en vano, España es el mayor inversor mundial en la economía peruana. Todos estos factores hacen de exportar de España a Perú una opción que vale la pena explorar.