Cómo hacer un grupaje internacional (I)

Cuando se van a contratar grupajes con envío internacional por barco el aspecto más importante a conocer por parte de la persona que carga es conocer el peso bruto y el volumen de la mercancía. Esta información es la que determinará totalmente el precio del transporte internacional del grupaje, por esta razón es muy importante conocerla de antemano con exactitud.
En grupaje internacional el precio se calcula por volumen y por peso bruto, siendo el mayor de los dos el que se le aplica al cliente, en nuestro artículo acerca del precio del grupaje explicamos con más detalle cómo se realiza el cálculo.
Para cargar la mercancía primero debe ser enviada al almacén del consolidador, que es la empresa que se encarga de reunir cargas de diferentes expedidores para luego contratar un contenedor completo y realizar el transporte. Cuando la mercancía llega al almacén del consolidador, éste se encarga de medirla y pesarla para confirmar el volumen y el peso. Si alguna de estas medidas no coincide con la que inicialmente se había informado, el consolidador re-calculará el precio, que será repercutido al cliente a través del transitario. De ahí la importancia de realizar un cálculo correcto de la mercancía.
El volumen del grupaje se debe medir con la mercancía puesta encima del palé (es decir, el volumen total que ocupará dentro del contenedor). El cálculo del volumen se realiza multiplicando alto, ancho y largo (en metros). De igual manera, el peso bruto en kg debe incluir toda la mercancía más el peso del palet. Si se va a cargar la mercancía con palé , es muy importante tener en cuenta que los contenedores tienen una altura máxima de 2,4 metros y que la altura de las puertas es de 2,3m aproximadamente (para más información puedes leer nuestro artículo acerca del contenedor de 40 pies).
Imaginemos que tenemos un palé de mercancía cuyas medidas en centímetros son 92cm, 75cm y 64cm. El primer paso es pasar estas medidas a metros (0,92m, 0,75m y 0,64m). Tras esto, para obtener el volumen en metros cúbicos se debe realizar la multiplicación de estas tres medidas: 0,92 x 0,75 x 0,64 = 0,4416m3 (metros cúbicos). Si no hubiéramos realizado la conversión a metros cúbicos hubiéramos obtenido la medida en centímetros cúbicos (441.600cm3). Es muy importante tener en cuenta que un metro cúbico no equivale a 100 centímetros cúbicos sino a 1.000.000 (100 x 100 x 100) centímetros cúbicos.

 

Para empezar a hacer la reserva del envío de tu LCL, usa nuestro buscador de tarifas para encontrar el mejor precio adaptado a tus necesidades.
Para más preguntas acerca del proceso, no dudes en contactar con nosotros llamando al 902 108 211 o  consultando nuestra sección de preguntas frecuentes.

Shares
Share This

El que comparte se lleva la mejor parte

Comparte este artículo con tus amigos o tu comunidad profesional. Nunca se comparte demasiado cuando lo que se comparte es bueno.