• Debes completar los campos marcados en rojo

      • Elige puerto o ciudad
      • Enviar desde NAME
      • Enviar desde la POBLACIÓN
      • Enviar desde el PUERTONAME
      • Selecciona un puerto cercano
      • Elige la ubicación en

      no forma parte de nuestras rutas Por favor elige una alternativa para de las siguientes.

      Elige un puerto para de entre los siguientes

        no forma parte de nuestras rutas

          • Enviar a la POBLACIÓN NAME
          • Elige puerto o ciudad
          • Enviar a la POBLACIÓN
          • Enviar al PUERTONAME
          • Selecciona un puerto cercano
          • Elige la ubicación en

          no forma parte de nuestras rutas Por favor elige una alternativa para de las siguientes.

          Elige un puerto para de entre los siguientes

            no forma parte de nuestras rutas

          • tab2
          • tab3

          3 factores a considerar durante esta temporada alta de transporte marítimo

          3 factores a considerar durante esta temporada alta de transporte marítimo

          Como sucede en casi todas las industrias, el transporte marítimo tiene temporadas en las que las tarifas suben y, durante unos meses, se hace mucho más difícil para los expedidores reservar espacios para sus cargas a bordo de los buques deseados.

          La temporada alta de transporte marítimo o peak season, como se conoce en inglés, va desde finales de julio/agosto hasta octubre. Durante este tiempo, los expedidores que no han preparado y reservado sus envíos de contenedor con suficiente antelación, se enfrentan a retrasos por no poder cargar en las fechas esperadas o a tarifas mucho más elevadas para poder asegurar que sus cargas son enviadas.

          Esta es una situación que sucede cada año y para la que los expedidores con experiencia deberían estar preparados. Pero este año, la temporada alta de transporte marítimo podría ser especialmente dura, debido a que los problemas de capacidad son más intensos, especialmente para aquellos expedidores que reserven espacios en las rutas transpacíficas.

          Entrando ya de lleno en la temporada alta de envíos, hay tres factores importantes a los que todos los importadores deberían prestar especial atención este año.

          1. La guerra comercial, los aranceles y la reducción de servicios conducirán a tarifas más elevadas.

          Los problemas para asegurar espacios libres en los buques para la carga son habituales cada temporada alta para los shippers. Pero este año, debido a que algunas navieras han recortado algunos de sus servicios en las rutas transpacíficas en respuesta a la guerra comercial entre China y Estados Unidos y a las subidas de aranceles, podemos esperar mayores problemas de capacidad.

          Las previsiones de los analistas sugieren que la temporada alta de 2018 será más activa que la del pasado año. Esto podría tomarse como una señal de una temporada fuerte de importaciones y de la salud del mercado, pero hay que tener en cuenta, que si la demanda continúa subiendo, así lo harán las tarifas de transporte marítimo. Si se superan las cifras previstas, incluso podrían ponerse nuevos barcos en rotación.

          En el caso de que se alcanzaran estas cifras record y con una capacidad tan reducida, incluso los expedidores con contratos anuales podrían verse con dificultades para asegurar sus espacios y algunos de ellos podrían terminar sin espacio para el 100% de las cargas previstas.

          2. Los cargos extra como el GRI o el Peak Season Surcharge se suman a los altos precios

          Los expedidores verán aparecer en sus cotizaciones de transporte marítimo cargos extra a causa de la aplicación de GRIs o de recargos como el Peak Season Surcharge en los próximos meses.

          Podríamos decir que esta temporada alta lloverá sobre mojado. El ánimo de los shippers comenzó a turbarse hace un par de meses, cuando algunas de las principales navieras anunciaron la aplicación del EBS, que se añadía al ya existente BAF (Bunker Adjustment Factor), recargo pensado para compensar los volatiles cambios en el precio del combustible.

          Además de los precios base más altos que las navieras imponen durante la temporada alta y de recargos como el EBS, durante la temporada alta es frecuente ver cómo adicionalmente se aplican recargos como el PSS o Peak Season Surcharge, pensados para compensar los gastos extra en los que incurren las navieras para hacer frente al frenético ritmo de actividad al que se enfrentan por unos meses.

          El Peak Season Surcharge tiene una duración determinada en el tiempo y su aplicación queda limitada a la temporada alta, por lo que parece más fácilmente justificable para las navieras. No obstante, el GRI abre la posibilidad de mantener la subida de precios de forma más prolongada, por lo que el mecanismo resulta atractivo para muchos operadores de transporte marítimo, que temen el momento de reducir las tarifas de nuevo, una vez que la temporada alta ha llegado a su fin.

          3. La escasez de camioneros en Estados unidos se añade a la lista de complicaciones

          La escasez de transporte terrestre vivida en Estados Unidos en los últimos años e intensificada en los últimos meses será todavía más complicada durante esta temporada alta. Aún cuando el problema parece haber bajado de intensidad en algunas áreas, todavía es bastante grave y la temporada alta amenaza con escalar el problema.

          Para los importadores estadounidenses, sobreponerse a esta situación será un gran reto este año. Muchas de las importaciones entrantes en los Estados Unidos sufrirán demoras, dado que será casi imposible asegurar el transporte terrestre necesario lo suficientemente rápido tras haber pasado el despacho de aduanas. Si esto comienza a suceder a gran escala en cualquier puerto, es altamente probable que los problemas de congestión se agudicen.

          Los transportistas se han acostumbrado a las nuevas circunstancias y cada vez son más eficientes trabajando y planificando de acuerdo con las nuevas regulaciones, pero todavía son demasiadas las variables que pueden interferir en el sistema y provocar congestiones.

          -Klaus Lysdal, vicepresidente de operaciones de iContainers

          Expedidores ocasionales: tomad precauciones extra

          Si hay un tipo de expedidores para los que la temporada alta es especialmente dura, ese es el de los cargadores esporádicos.

          Aquellos que realizan envíos de tanto en tanto se encuentran en una situación en la que su poder de negociación con las navieras es mucho más limitado que el de aquellos expedidores que tienen contratados grandes volúmenes de envíos regulares.

          Esto es así en cualquier época del año, pero durante la temporada alta, las navieras no tienen interés alguno en encontrar nuevos clientes, aún cuando puedan tener potencial como expedidores regulares en el futuro. Lo que importa durante la temporada alta es la ganancia en el corto plazo y para aquellos expedidores con menor experiencia, eso se traduce en un compromiso con grandes volúmenes de envíos —lo cual habitualmente no es una opción— o en el pago de tarifas de transporte marítimo muy por encima del precio habitual.

          Trabajar con un transitario suele ser una solución habitual para este tipo de expedidores, dado que por su cuenta no tienen ningún margen de negociación con las navieras. Los transitarios tienen a menudo reservados ciertos espacios en ciertas rutas con las principales navieras con las que trabajan, lo que les da ventaja sobre los expedidores con envíos puntuales.

          De todas maneras, es importante tener en cuenta que la influencia de los transitarios sobre las navieras es limitada. La decisión final siempre es de la naviera, así que en muchas ocasiones lo único que pueden hacer los transitarios durante esta temporada es intentar presionar y negociar para conseguir el mejor resultado para sus clientes.

          Pero incluso esto no es una opción viable para todos los tipos de envíos, sino que sólo es posible en aquellos casos en los que las agendas de los cargadores han sido cerradas y definidas con meses de antelación ya que los espacios pre-reservados por los transitarios con las navieras también son limitados.

          Extracostes por retrasos y GRIs

          Conoce los imprevistos que pueden generarte sobrecostes en tu transporte marítimo y cómo prevenirlos

          GRIs guia
          Klaus Lysdal

          "El problema es que estos costes a menudo son difíciles de predecir y casi nunca se contemplan en el momento de analizar y comparar tarifas de transporte marítimo"

          Klaus Lysdal, vicepresidente de operaciones en iContainers