Respetamos su privacidad
Utilizamos cookies para operar este sitio web, mejorar la usabilidad, ofrecer una mejor experiencia de usuario y mejorar nuestra estrategia de marketing. Su privacidad es importante para nosotros y nunca recopilamos datos personales.Ver política de cookies
background moving.jpg

La guía definitiva para tu mudanza internacional

Freight_Guides_d54e995c6f.svgBlog
Actualizado en 28 Dec 2023
27 min de lectura
FCL Marítimo
LCL Marítimo
Aéreo

Qué encontrarás en esta guía para tu mudanza internacional


¿Estás preparando una mudanza internacional? Probablemente no sepas bien por dónde empezar y puede que tu cabeza esté llena de preguntas:


  • ¿Mudanza marítima o aérea?
  • ¿Qué documentación hace falta presentar para pasar un despacho de aduanas?
  • ¿Cómo se deben embalar los muebles y enseres para que lleguen ilesos a destino?

Las mudanzas internacionales son procesos complejos y, a menudo, estresantes. Tendrás que tomar decisiones, planificar teniendo en cuenta muchos factores y, en general, comprender cómo es el proceso de una mudanza internacional marítima y cuáles son sus requisitos.


En esta guía te explicaremos todo lo que necesitas saber. Desde las ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de mudanzas internacionales, hasta la documentación necesaria para aduanas, pasando por recomendaciones para embalar tus enseres personales de forma segura.


¡Puedes estar tranquilo! En iContainers hemos ayudado a miles de familias a realizar su mudanza internacional marítima con éxito.


Lee nuestra guía con mucha atención para reducir los riesgos de sufrir retrasos, extracostes, daños o cualquier otro inconveniente que arruine este gran paso que vas a dar.


Parte 1: entendiendo los aspectos básicos de una mudanza internacional


Qué es una mudanza internacional marítima (y qué no es)


Una mudanza internacional marítima es un proceso mediante el cual, una persona o familia que se muda a otro país —habitualmente en otro continente— transporta sus pertenencias al país de destino por medio de transporte marítimo. Estas pertenencias, que pueden incluir muebles, coches, motos, libros, menaje, etc, viajan dentro de un contenedor a bordo de un barco.


Ahora bien, ¿te has preguntado alguna vez qué no es una mudanza internacional marítima? Puede parecer obvio, pero es importante entender la diferencia entre una mudanza internacional y un envío comercial de mercancías. Si sólo quieres transportar efectos personales a otro país pero no te mudas realmente, eso no es una mudanza internacional marítima.


Esto quiere decir que si quieres enviar muebles, electrodomésticos u otros efectos personales a otro país y la persona que debe recibir estos enseres no eres tú, o si tienes intención de venderlos una vez que llegues allí, no podrás hacerlo en un contenedor por transporte marítimo bajo las condiciones de una mudanza.


Las normativas de los envíos marítimos internacionales para personas (no empresas) establecen que la persona que realiza el envío en origen debe ser la misma que la persona que lo recibe en destino. Además de estar ahí para recibirlo, deberás demostrar que se trata de un cambio de residencia definitivo.


Quién es quién en una mudanza internacional marítima


La industria del transporte marítimo es conocida por su complejidad. Los procesos son largos y en ellos intervienen múltiples figuras.


La logística detrás de una mudanza internacional marítima es muy similar a la logística de los envíos comerciales de mercancías. Los contenedores y barcos en los que se realizan las mudanzas internacionales son los mismos en los que los exportadores e importadores de todo el mundo realizan sus envíos.


Así que, en muchos sentidos, cuando envías un contenedor con tus pertenencias porque te mudas al extranjero, es como si tú fueses el exportador y el importador de unas mercancías, que en este caso son los muebles y demás elementos que componen tu mudanza.


Aunque tu transitario estará ahí precisamente para centralizar todas las comunicaciones y guiarte en cada paso del camino, es muy importante que sepas quiénes son las figuras que están detrás del proceso para evitar malentendidos y que la comunicación sea fluida.


Estas son las principales figuras que intervienen en una mudanza internacional y que debes conocer:


Shipper y consignee: en un envío comercial de mercancías el exportador (o shipper) y el importador (o consignee) son dos figuras distintas, el que realiza el envío y el que lo recibe. En una mudanza internacional marítima tu jugarás los dos roles a la vez: exportador e importador. O lo que es lo mismo, shipper y consignee.


¿Recuerdas que para que un envío se considere una mudanza la persona que realiza el envío debe ser la que lo recoge? Esa es precisamente la razón por la que en una mudanza internacional, shipper y consignee son la misma persona.


Transitario: el transitario será quien te informe y asesore sobre todos los detalles del proceso y, una vez reservada la mudanza, organice el transporte de tus enseres desde tu casa o un almacén de recogida hasta su destino final.


Coordinará la documentación necesaria, te avisará de los cambios y centralizará las comunicaciones con el resto de figuras implicadas. De esta manera sólo tendrás que contactar con tu transitario para arreglar cualquier problema o solicitar información, aún cuando en el proceso estén interviniendo muchas otras empresas.


Si contratas tu mudanza internacional con iContainers, nosotros seríamos tu transitario.


Transportistas: los transportistas recogerán tu mudanza el día que hayas acordado con tu transitario para la recogida. Posicionarán el contenedor delante de tu puerta y una vez que lo hayas cargado, lo trasladarán al puerto. Cuando tu mudanza llegue a su destino, los transportistas serán quienes transporten el contenedor hasta tu nueva dirección o hasta un almacén.


Grupajistas o consolidadores: los grupajistas son las empresas que agrupan los envíos de distintos shippers que han contratado un grupaje. Si tu mudanza tiene poco volumen y no necesitas un contenedor completo para tus enseres, existe una opción llamada grupaje marítimo, que consiste en compartir el espacio del contenedor con otras personas. El consolidador o grupajista se encargará de que el contenedor se llene con tu mudanza y con los envíos de otros shippers que hayan contratado un grupaje.


Navieras: las navieras son normalmente las propietarias de los barcos y de los contenedores. Ellas son las que confirman que hay espacio disponible en una fecha determinada para el contenedor en el que viajará tu mudanza.


Agentes en destino: los agentes en destino son figuras imprescindibles en una mudanza internacional. Básicamente son agentes que tienen la capacidad de hacer despachos de aduanas y que son auténticos expertos en los trámites aduaneros, impuestos y normativas específicas del país al que te mudas.


Cada país tiene sus propias regulaciones, exenciones, limitaciones, etc… y por eso hace falta contratar los servicios de un agente en destino que se encargue de la liberación del contenedor con tu mudanza en el puerto de destino. Esta figura importantísima en tu mudanza será la que confirme la cantidad final de impuestos que tendrás que pagar cuando tu mudanza llegue al puerto de destino.


Aduanas: las autoridades aduaneras de cada país realizan el despacho de aduanas de los contenedores que llegan o salen de los puertos. Comprobarán que toda la documentación que has aportado es correcta y, una vez que hayan verificado que está todo bien, liberarán tu envío para que pueda ser cargado en el barco en origen, o para que pueda ser recogido en destino.


Los diferentes tipos de mudanzas: mudanzas puerta a puerta y mudanzas puerta a puerto


Existen diferentes tipos de envíos, dependiendo de si la recogida y entrega de las mercancías se realiza en una casa o código postal determinado o en un almacén o puerto.


Mudanzas puerta a puerta


La principal característica de una mudanza puerta a puerta, como su nombre indica, es que tanto la recogida como la entrega de la mudanza se llevan a cabo en un código postal, normalmente en la puerta de tu casa.


En origen, el transportista depositará el contenedor en la puerta de tu casa para que puedas cargar tus pertenencias en él. A no ser que hayas contratado un servicio adicional de carga en el contenedor, tú serás el responsable de realizar la carga. Posteriormente, cuando la mudanza llegue a destino, el transportista realizará la entrega en la puerta de tu nueva casa.


En este tipo de mudanzas el transitario se encarga de los trámites aduaneros tanto en origen como en destino, por lo que puedes prescindir de la figura del agente de destino.


Por eso, cuando escoges una mudanza puerta a puerta, eliminas intermediarios y complejidad. Ten en cuenta que una mudanza internacional es una experiencia que puede llegar a ser muy estresante, especialmente si no cuentas con la ayuda apropiada. Si buscas que tu mudanza sea lo más sencilla posible, considera la opción de escoger un servicio puerta a puerta.


iContainers ofrece servicios exclusivos de transporte marítimo puerta a puerta para mudanzas con origen y destino en alguno de los siguientes puntos:



Mudanzas puerta a puerto


En una mudanza puerta a puerto, los servicios de tu compañía de mudanzas internacionales terminan cuando el contenedor con la mudanza llega al puerto de destino.


En este punto, el contenedor debe ser recogido por el agente de carga en destino, que se hace cargo de los trámites necesarios para pasar el despacho de aduanas y de la liquidación de los gastos a pagar en destino. Una vez pasado el despacho y liquidados los gastos, la mudanza queda lista para ser recogida en el puerto.


Nota: iContainers realiza mudanzas puerta a puerto o puerto a puerta cuando el origen o el destino de la mudanza está en alguno de los siguientes puntos: España, Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica, República Dominicana, Emiratos Árabes, Taiwan y China.


El proceso de una mudanza internacional


Ahora que ya sabes qué se considera una mudanza internacional, cuáles son las principales figuras que intervienen en ella y las diferencias entre los distintos tipos de mudanzas, es importante que comprendas cómo es el proceso de una mudanza internacional.


En la siguiente infografía te mostramos el proceso de una mudanza internacional puerta a puerto.


envio-mudanza-internacional.jpg


En el caso de las mudanzas puerta a puerta, el proceso es exactamente igual que en la infografía, con la única diferencia de que no hace falta que contactes con un agente en destino. Esto es así porque tu transitario, al estar presente en el país de destino, puede cumplir el papel del agente de destino.


En una mudanza puerta a puerta con iContainers, por ejemplo, nosotros seremos tu agente en destino. Gestionaremos el pago de impuestos y la liberación de la mudanza cuando llegue al puerto de destino y después la entregaremos en el código postal que nos hayas indicado.


Parte 2: escogiendo el tipo de mudanza internacional más adecuada


Has decidido que te mudas a otro país. ¡Perfecto! Primera (y gran) decisión tomada. Pero desde el primer momento en el que empieces a planificar tu mudanza internacional, te darás cuenta de que tendrás que tomar muchas decisiones. Fundamentalmente tendrás que escoger entre:


  • Mudanza aérea o marítima
  • Mudanza en contenedor completo o grupaje
  • Mudanza en un contenedor de 20, 40 o 40 pies HC.

Mudanza aérea o marítima


Esta guía se centra en las mudanzas internacionales marítimas, aunque debes saber que también existen mudanzas internacionales aéreas.


La forma mayoritaria y más económica de mudanza internacional es transportando los enseres por vía marítima, pero en algunos casos concretos, un envío aéreo puede ser una mejor opción.


Los envíos aéreos son considerablemente más caros e implican ciertas limitaciones en el volumen del envío. Habitualmente en las mudanzas se transportan productos voluminosos, por lo que un envío aéreo suele quedar descartado.


¿Cuándo puede ser recomendable una mudanza aérea? Si tu mudanza internacional es realmente urgente, dispones de un plazo muy ajustado para realizarla y el envío es poco voluminoso, es probable que una mudanza internacional aérea sea una mejor opción.


En todo caso, te recomendamos consultarlo con tu transitario y dejarte asesorar por él.


Mudanza internacional en contenedor completo o grupaje


Cuando reservas transporte marítimo internacional existen dos opciones: un envío de contenedor completo, también llamado FCL por las siglas de Full Container Load, o un grupaje marítimo también llamado LCL, por Less than Container Load. Esta última opción, también es conocida como “Contenedor compartido”, porque tu mudanza comparte espacio en el contenedor con las mudanzas de otras personas o con mercancías exportadas por empresas.


La elección de un tipo de envío u otro depende principalmente del volumen de tu mudanza. ¿Necesitas un contenedor completo para transportar tus enseres? ¿O quizás llevarás pocas cosas contigo y te llega con con un pequeño espacio dentro del contenedor?


Si tu mudanza es de poco volumen, puedes beneficiarte de la principal ventaja de un grupaje marítimo: es un tipo de mudanza internacional económica. Pero habitualmente las mudanzas incluyen muebles, vehículos y decenas de cajas, por lo que la opción más habitual es la mudanza en contenedor completo.


Otros aspectos que debes considerar al escoger entre una mudanza en grupaje marítimo o una mudanza en contenedor completo son los siguientes:


  • En un grupaje marítimo tus enseres podrían no estar tan seguros como en un contenedor completo. Piensa que dentro del contenedor se producen muchos movimientos y los efectos personales que componen tu mudanza podrían entrar en contacto con los de otras personas. Si esto te preocupa, la opción más segura es que escojas una mudanza en contenedor completo.
  • Los envíos LCL o grupajes tienen más probabilidades de ser retenidos en las aduanas. ¿Por qué? Muy sencillo, aunque tú hayas rellenado y entregado toda la documentación para aduanas correctamente, dependes de que el resto de shippers cuyas mercancías viajan en el contenedor hayan hecho lo mismo. Si aduanas observa algo sospechoso en cualquiera de los envíos consolidados en el contenedor, tu mercancía podría quedar retenida también hasta que todo haya sido aclarado.
  • El grupaje marítimo es una opción recomendable para mudanzas de poco volumen, pero con un mínimo de 2 metros cúbicos. Por debajo de eso, el transporte marítimo no resulta rentable habitualmente.

Cómo estimar el volumen de tu mudanza


En este vídeo podrás aprender un sencillo truco para estimar el volumen de tu mudanza internacional y saber cuántos metros cúbicos ocuparán tus enseres.


<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/bSl7Z3G96kM?si=o5w0DJkMvvzc9W0v" title="YouTube video player" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture; web-share" allowfullscreen></iframe>

Mudanza en contenedor de 20 o 40 pies


Si has escogido una mudanza en contenedor completo, el siguiente paso será escoger el tamaño del contenedor.


Existen contenedores de 20 pies, 40 pies y 40 pies HC. Cada uno de ellos tiene sus propias medidas, así que para decidir cuál es la opción adecuada para ti, necesitas saber de forma bastante exacta cuál será el volumen de tu mudanza: qué llevarás contigo a tu nuevo país de destino y cuánto ocupa cada uno de esos bultos.


En las mudanzas internacionales, lo más habitual es escoger un contenedor de 20 o de 40 pies. Te explicamos a continuación cuáles son sus medidas y qué cabe en cada uno de ellos de forma aproximada.


Mudarse con un contenedor de 20 pies


Un contenedor de 20 pies mide 5,898 metros de largo, 2,352 metros de ancho y 2,393 metros de alto.


Con una capacidad de 32,6 metros cúbicos, habitualmente es suficiente para realizar una mudanza de un piso de 80 metros cuadrados. Esto incluiría todos los muebles y electrodomésticos del salón y la cocina, las camas y muebles de las habitaciones, varias bicicletas y/o una moto y unas 20 cajas de objetos variados.


Si el volumen de tu mudanza alcanza o supera por lo menos la mitad de un contenedor de 20 pies, es muy probable que esta sea una opción de mudanza más económica que un grupaje o contenedor compartido.


que-cabe-en-un-contenedor-de-20-pies (1).png


Mudarse con un contenedor de 40 pies


El contenedor de 40 pies mide 12,025 metros de largo, 2,352 metros de ancho y 2,393 metros de alto.


Tiene una capacidad de 67,7 m3, espacio suficiente para realizar la mudanza de un piso de 100 metros cuadrados más un coche y otros vehículos como dos motos y varias bicicletas.


Si tu mudanza internacional incluye un coche, esta es la opción que debes escoger.


que-cabe-en-un-contenedor-de-40-pies (1).png


Parte 3: Los requisitos de una mudanza internacional


Documentación necesaria para una mudanza internacional


Cuando reserves tu mudanza internacional marítima, tu transitario te solicitará una lista de documentos necesarios para pasar el despacho de aduanas.


Es importante que comprendas para qué sirve cada uno de ellos y cómo deben ser rellenados. Presta especial atención a este apartado, porque una gran parte de las complicaciones de las mudanzas marítimas están relacionadas con errores en la documentación.


Dependiendo del país de destino de tu mudanza, puede que tengas que aportar otros documentos específicos, pero esta esta es la lista de documentos que sí o sí tendrás que aportar:


1) Packing list: es una lista en la que se detallan todos los bultos que componen la mudanza y que funciona como una declaración jurada del valor de tu mudanza. Cada bulto debe llevar una descripción de lo que contiene (por ejemplo: “libros y discos”), sus medidas, su peso y su valor. También se debe incluir el volumen, peso y valor total del conjunto de bultos.


Rellenar este documento de forma exacta y cuidadosa es imprescindible para que la mudanza sea despachada sin complicaciones en las aduanas. Pero también sirve como una herramienta de organización para ti. Detalla de forma lo más exacta y ordenada posible el contenido de cada bulto y usa tu packing list como referencia para asegurarte de que cargas en el contenedor todo lo planificado y, una vez en destino, de que recibes todo en correcto estado.


2) Autorización de despacho: es un documento que te enviaremos nosotros y deberás devolvernos firmado para que podamos gestionar por ti el despacho de aduanas.


3) Copia del DNI o NIE y copia del pasaporte.


4) Condiciones de contratación: las condiciones del servicio de transporte marítimo internacional que estás contratando y que deberás devolver firmadas después de haber leído con atención.


Documentación adicional para una mudanza con coche


En el caso de que tu mudanza incluya un vehículo, como un coche o una moto, tendrás que dar de baja el vehículo en la DGT y presentar estos documentos:


  • Copia de la baja en la DGT
  • Fotocopia de la ficha técnica del vehículo
  • Permiso de circulación con el sello de la DGT
  • ITV validada con el sello de la DGT

El Bill of Lading, uno de los documentos más importantes de una mudanza internacional
Hay otro documento muy importante que debes conocer. El Bill of lading es el documento en el que se indica quién es el propietario de la carga que viaja en un contenedor y es imprescindible para poder retirar la mudanza una vez que llegue al puerto de destino.


Antes de emitir una versión definitiva, tu transitario te enviará un borrador para que compruebes todos los datos. Revísalo detenidamente y si hay cualquier error, solicita la modificación inmediatamente. Una vez que tengas el bill of lading definitivo, no tienes que hacer nada con él más que guardarlo en un lugar bien seguro.


Importante: no lo pierdas de ojo o podrías tener serios problemas para demostrar que eres el propietario legítimo de tu propia mudanza.


Qué puedes enviar y qué no en una mudanza internacional


Si creías que podrías incluir absolutamente todo lo que quisieras en tu mudanza internacional, lamentamos informarte que no será posible.


Las normativas de seguridad internacionales imponen algunas restricciones comunes a todos los países. Hay otras restricciones que son propias de cada país y que explicaremos más adelante, pero empecemos por lo que sí está permitido incluir en una mudanza marítima.


Sí puedes transportar en tu mudanza….


Efectos personales como muebles, menaje del hogar, electrodomésticos, juguetes, ropa, libros y otros objetos comunes de un hogar, siempre que no sean inflamables o impliquen otro tipo de riesgos.


De forma general también puedes transportar coches o motos, pero determinados países imponen limitaciones a la entrada de vehículos que tienen una cierta antigüedad.


No puedes transportar en tu mudanza…


  • Plantas
  • Animales
  • Frutas, verduras o cualquier tipo de alimento
  • Bebidas
  • Perfumes
  • Productos de limpieza
  • Medicinas
  • Tabaco
  • Pastillas y drogas
  • Armas
  • Productos inflamables

Recuerda: el transporte de cualquier producto con fines comerciales en el país de destino no está permitido. En tal caso, el envío no se consideraría una mudanza internacional sino que entraría dentro de la categoría de envío comercial, con unas condiciones legales y financieras totalmente distintas a las de una mudanza.


Restricciones específicas de algunos países para mudanzas internacionales


Aparte de la lista de productos no permitidos en una mudanza marítima, algunos países no permiten la entrada de determinados productos o imponen ciertas restricciones.


Los coches son probablemente los efectos personales sobre los que existen más restricciones en una mudanza internacional.


Dependiendo de la antigüedad del vehículo y del país de destino de tu mudanza, existirán restricciones parciales o totales. Por ejemplo, en Ecuador existe una restricción para los coches de más de 5 años, mientras que en Colombia ningún coche de segunda mano, al margen de su antigüedad, tiene permitida la entrada al país.


En algunos casos, se permite la entrada del vehículo, pero los impuestos que se deben pagar al llegar al país son demasiado altos como para que compense.


Para más información puedes leer nuestro artículo sobre restricciones específicas por países para mudanzas internacionales con coches.


Si no estás seguro de que un determinado producto pueda entrar en el país al que te mudas, te recomendamos ponerte en contacto con el consulado del país o con una oficina de aduanas. Si ya estás en contacto con el agente en destino, también puedes consultarlo con él para evitar problemas y sorpresas desagradables una vez que la mudanza llegue a destino.


Parte 4: preparándote para una mudanza internacional segura


Embalar y empaquetar para una mudanza internacional


Junto con la documentación, embalar de forma segura es probablemente el elemento más crítico de una mudanza internacional.


Una vez en el barco, tu mudanza estará varios días viajando, sometida a movimientos bruscos, cambios de temperatura, presión y humedad, etc… por lo que embalar y empaquetar minuciosamente tu ayudará enormemente a reducir el riesgo de sufrir daños y desperfectos.


Desde usar cajas de materiales nuevos, rígidos y resistentes hasta embalar con materiales protectores y aislantes que eviten la humedad, son muchas las buenas prácticas que puedes (y debes) seguir si quieres garantizar que tu mudanza llega a su destino sana y salva.


Para más información, te aconsejamos que leas detenidamente el artículo de nuestro centro de ayuda sobre cómo embalar y empaquetar correctamente una mudanza internacional.


Es muy importante que recuerdes que la responsabilidad de embalar y empaquetar de forma segura tu mudanza recae sobre ti. iContainers ofrece servicios adicionales de desmontaje de muebles y embalaje, pero es un servicio que debes contratar aparte.


Si estás interesado en contratar este tipo de servicios para mayor seguridad en tu mudanza, podrás hacerlo cuando confirmes los detalles de tu reserva con tu asesor de mudanzas.


Cargar tu mudanza en el contenedor


Antes de que el camión con el contenedor llegue a tu casa, asegúrate de que las medidas de tu calle permiten la entrada del camión y verifica si necesitas pedir algún permiso para el estacionamiento. Habitualmente estos permisos se solicitan a la policía local o al ayuntamiento.


El día de recogida de la mudanza, el transportista aparcará en la puerta de tu casa y posicionará el contenedor para que puedas realizar la carga. Ten en cuenta que el contenedor no quedará a ras de suelo, sino elevado a una altura de 1,20 metros, por lo que podrías necesitar herramientas especializadas como por ejemplo una grúa elevadora. Si no dispones de estas herramientas, informa a tu transitario con suficiente antelación.


Dispondrás de dos horas para la carga, pero tranquilo, siempre que tu mudanza esté bien embalada y hayas sido previsor con las herramientas necesarias, este tiempo debería ser suficiente. Si prevés que necesitarás más tiempo o ayuda para la carga, también debes informar a tu transitario lo antes posible.


Consejos para cargar una mudanza en un contenedor de forma segura


Al igual que sucede con el embalaje, una carga incorrecta en el contenedor puede terminar ocasionando daños en tu mudanza, así que presta mucha atención a estas recomendaciones:


  • Distribuye el peso de forma uniforme en el contenedor: esto implica distribuir los distintos elementos en todo el largo, el ancho y el alto del contenedor. Ten en cuenta no sólo la superficie, sino también el peso. Por ejemplo, no deberías dejar que tus enseres formen pilas altas en unas zonas del contenedor y que en otras apenas cubran el suelo.
  • Si los elementos de tu mudanza no llegan para cubrir toda la superficie del contenedor, cubre los espacios vacíos con materiales de relleno.
  • No coloques elementos demasiado pesados encima de otros más ligeros.
  • No coloques productos húmedos encima de productos secos.
  • A la hora de colocar los muebles o enseres más delicados de tu mudanza, estudia qué elementos deben rodearlos para minimizar el riesgo de daños si se producen roces o movimientos.
  • Usa correas de sujeción cuando sea necesario asegurar que un elemento no se mueva de su sitio dentro del contenedor.

Cargar un coche en el contenedor


Recuerda que, como te decíamos, el contenedor quedará a una altura de 1,20 metros del suelo, por lo que para cargar un coche en él es imprescindible que cuentes con una rampa o grúa. Si no dispones de ella y necesitas que el transportista lleve una, avisa a tu transitario.


Antes de cargar el coche en el contenedor debes preparar el vehículo teniendo en cuenta algunos aspectos:


  • La batería debe estar desconectada y el depósito completamente vacío.
  • Para que el vehículo pueda pasar el despacho de aduanas rápidamente, es importante que el coche esté bien limpio por dentro y por fuera.
  • Cuando hagas la limpieza, saca del coche cualquier objeto personal y guarda la documentación fuera, por si te hiciera falta en algún momento del proceso.
  • Una vez que el coche esté bien limpio y estés preparado para la carga, considera usar bloques de madera o cuñas especiales para bloquear las ruedas y evitar los movimientos dentro del contenedor.
  • Dobla los espejos laterales para prevenir posibles daños.
  • Usa eslingas para asegurar la carga del coche en el contenedor. Las eslingas son cuerdas de sujeción que puedes comprar en cualquier ferretería y que harán que el vehículo quede fijado de forma segura dentro del contenedor.

En esta infografía puedes ver cómo posicionar un coche para su carga en el contenedor.


infografia-mudanzas-coche.png


Contratar un seguro para tu mudanza internacional marítima


En general, el seguro de transporte marítimo cubre todo lo que sucede una vez que tu mudanza está en manos de la naviera. Esto incluye:


  • Cualquier daño que se produzca al cargar el contenedor en el puerto
  • Cualquier daño que se produzca a causa de defectos en el contenedor
  • Cualquier daño que se produzca si el el barco se hunde o sufre daños.

Esta cobertura termina en cuanto tu mudanza llega al puerto de destino, lo que quiere decir que si se producen daños durante la descarga de la mudanza, estos no estarían incluidos. Existen seguros adicionales que cubren este tipo de daños y/o pérdidas. Si estás interesado en contratar este tipo de seguros, debes solicitarlo directamente a tu agente en destino.


Es muy importante que tengas en cuenta que los daños resultantes de un embalaje y/o carga inadecuada en el contenedor no quedan cubiertos por el seguro general de transporte marítimo.


En el caso de que hayas contratado los servicios adicionales de iContainers de desmontaje de muebles y/o embalaje, te ofreceremos de forma gratuita un seguro especial que cubrirá cualquier daño que se produzca derivado de un mal embalaje.


Bonus: errores comunes en una mudanza internacional


A estas alturas de la guía, ya sabes que el proceso de una mudanza internacional es complejo y agotador. Lo último que necesitas es descuidar algún pequeño detalle y que eso se convierta en un gran error que aumente los costes de tu mudanza.


Pueden pasar muchas cosas y no todas estarán bajo tu control, pero sí una gran parte de ellas. Lee con anteción y asegúrate de que no cometes alguno de estos ocho errores habituales en una mudanza internacional:


1) No investigar las leyes de importación del país de destino de tu mudanza. Aunque tu agente en destino estará ahí para guiarte, siempre es aconsejable estar informado de cuáles son las normativas que podrían afectar a tus preciadas pertenencias.


2) No leer cuidadosamente las condiciones de contratación antes de firmar/pagar. Asegúrate de leer con mucha atención y comprender el documento antes de firmarlo. Es importante que entiendas bajo qué condiciones estás enviando tus pertenencias. Después de todo, estás firmando para que una entidad se haga cargo de objetos llenos de valor para ti y que has acumulado durante toda una vida.


3) No contratar un seguro. El viaje transoceánico es largo, arduo y en ocasiones poco predecible. Puede que hayas empaquetado y embalado tus cajas con máximo cuidado, asegurado el coche en el contenedor con eslingas y seguido todos nuestros consejos al pie de la letra. Pero la madre naturaleza no tiene límites. Nunca puedes estar seguro de lo que pasará a bordo del barco con tu contenedor. Por eso es muy recomendable contratar un seguro que te proteja ante el peor de los escenarios.


4) No preparar todos los documentos requeridos a tiempo o de forma correcta. Este error puede marcar la diferencia entre tener que pagar o no extracostes por retrasos. Los extracostes pueden llegar a alcanzar una suma considerable, así que tener todos tus documentos bien preparados y a tiempo puede ahorrarte no sólo dolores de cabeza, sino también mucho dinero.


5) No comprobar si el camión de recogida o entrega puede acceder a tu calle. Los camiones de recogida y entrega son de un gran tamaño, en ocasiones tan grandes que no pueden entrar en la calle. Comprueba que tu calle es accesible y si necesitas pedir algún tipo de permiso al ayuntamiento o la policía para que el camión puede aparcar para la carga/descarga.


6) No contratar los servicios de un transitario con las licencias necesarias. Por ley, todos los transitarios con licencia tienen que cumplir una serie de reglas y regulaciones. Si contratas tu mudanza con un transitario sin licencia, no podrás tener la garantía de que trabaje bajo estas normas y no tendrás cobertura legal en el caso de que algo vaya mal.


7) No contratar un agente de destino de confianza. Tu agente en destino es tan importante como tu transitario. Esta figura es la responsable de que tus pertenencias pasen sin problemas el despacho de aduanas, por lo que es crucial que contrates un agente que trabaje de forma honesta y que conozca las particularidades de la oficina de aduanas del país de destino.


8) No comprender bien el proceso de la mudanza internacional y no investigar lo suficiente. Lo sabemos, una mudanza internacional es mucho más compleja de lo que esperabas, pero no eres la primera persona que se muda al otro lado del océano. Además de leer con mucha atención guías como esta y otros recursos que tu transitario te facilitará, internet está lleno de foros y grupos de gente que se ha mudado y que podrán darte sus consejos.

Artículos Relacionados

iContainers es un transitario digital con sede en Barcelona que ayuda a miles de empresas y familias de todo el mundo a trasladar su mercancía de manera internacional.


Nuestra plataforma de cotización online cuenta con la última tecnología del sector y simplifica el flete marítimo, cotizando y gestionando tus reservas desde tu área de usuario.


Somos parte del grupo Agility, y trabajamos codo con codo con Shipa Freight para cubrir íntegramente las necesidades logísticas de nuestros clientes.

Contáctanos
Estados Unidos:+1-830-465-4006
España:+34932204856
República Dominicana:+1-829-946-0444
EAU:+971-48131028
India:+917981212480
Canadá:+1 437-747-8314
All Rights Reserved. © 2024 iContainers